Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

   

Número 83,Julio

La otra revolución
Monterrey, 1913-1915

La idea más generalizada sobre la Revolución mexicana no encaja en Monterrey. En pleno desarrollo industrial, la capital de Nuevo León fue arrollada por el vendaval revolucionario, aunque allí no había campesinos sin tierra ni peones acasillados en las haciendas, sino una población urbana cohesionada por la producción. Y en ese torbellino destructivo, la sociedad civil, representada por su élite económica, mostró una singular capacidad de negociación frente a las facciones militares que disputaron la plaza de Monterrey

*Doctora en Historia por la BUAP y maestra en Humanidades por la Universidad de Monterrey. Trabaja en el Posgrado en Historia de la Universidad Iberoamericana-Torreón. Es miembro de las asociaciones de Historia Económica del Norte de México y de Historiadores del Noreste de México. Ha recibido el Premio Nacional a la Investigación Histórica en Patrimonio Arquitectónico “Francisco de la Maza” (2001) y la Medalla al Mérito Histórico “Alonso de León” (1997). Entre sus obras más recientes se hallan Cien años de vida cotidiana en Monterrey, 1810-1910 (2010) y Testimonios y vestigios del siglo XVIII en Nuevo León (2000), así como numerosos trabajos en libros colectivos y revistas especializadas...


 

Artículos y breves:

• El cartón del mes
• Novedades del pasado
• Diario de Concha Lombardo
• Las estaciones de Buenavista
• Agustín Yáñez
• Libros
• La degradación sacerdotal de Hidalgo
• Manuel María de Zamacona
• José Cevallos
• El demonio azul

Julio
, La degradación sacerdotal de Miguel Hidalgo
La otra revolución



Cartón del mes

AGUSTÍN SÁNCHEZ GONZÁLEZ. Historiador especializado en caricatura mexicana e investigador en el INBA. Ha publicado una treintena de libros; el más reciente es José Guadalupe Posada. Fantasías, calaveras y vida cotidiana (2014).

Nosotros la élite
Las fiestas eran parte fundamental de la vida cotidiana de la sociedad novohispana. Para las clases privilegiadas significaban una oportunidad para ostentar su riqueza y hacer gala de su alto estatus. Una boda y un bautizo resultan modelos ejemplares de los festejos que se organizaban entre la aristocracia de una población fuertemente jerarquizada según su linaje y origen étnico

Los Cinco Lobitos
Con el nacimiento del Partido Nacional Revolucionario en 1929 y su posterior desarrollo se dio un auge del sindicalismo de la mano de poderosas organizaciones, y a partir de 1936 esa institución política encontrará en la Confederación de Trabajadores de México a su mejor aliado. Ese archipiélago de gremios nacionales estuvo dominado durante más de medio siglo por un grupo de cinco hombres, famosos por su pragmatismo político Con el nacimiento del Partido Nacional Revolucionario en 1929 y su posterior desarrollo se dio un auge del sindicalismo de la mano de poderosas organizaciones, y a partir de 1936 esa institución política encontrará en la Confederación de Trabajadores de México a su mejor aliado. Ese archipiélago de gremios nacionales estuvo dominado durante más de medio siglo por un grupo de cinco hombres, famosos por su pragmatismo político

Un constructor del México moderno
Conocemos a muy pocos de los constructores del México moderno, quizá a los más famosos que hicieron la Revolución, las instituciones y los primeros gobiernos. Pero hubo muchos profesionales que, después de la guerra, se arremangaron la camisa para levantar escuelas, carreteras, muelles… Uno de ellos fue el ingeniero Rolland

El vencedor del miedo
Hijo de prominentes empresarios del norte, acompañó a su amigo Francisco I. Madero en la lucha contra el porfirismo. Con su aspecto de intelectual de clase alta, el joven Eugenio se convirtió en uno de los más aguerridos generales de la División del Norte y, fiel a sus convicciones, tomó un rumbo que lo conduciría a una dramática muerte en la confusa lucha entre las facciones revolucionarias

En busca del fin del mundo
Los navegantes Juan de la Bodega y Cuadra y Bruno de Heceta, oficiales de la Corona española, fueron enviados por el virrey Bucareli para explorar el litoral del Pacífico norte en una aventura que los llevó hasta Alaska. En ese viaje llegaron a lugares inhóspitos y conocieron a los nativos y los valiosos recursos naturales de la zona, pero sobre todo tomaron posesión de esos territorios –amenazados por ingleses y rusos– a nombre de la monarquía







Inicio Ensayos En la memoria Para asistir Reseñas Ediciones Anteriores Suscríbete Tienda Contacto
©2008 Copyright Editorial Raíces S.A. de C.V.