Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

   

Número 75, NOVIEMBRE

El triunfo de Vasconcelos
La gran revolución educativa


De la instrucción a la educación
*Javier Garcíadiego Dantán

El compromiso historico del estado

Un proyecto educativo revolucionario

José Vasconcelos parece ser inabarcable. Su vitalidad desbordada, su terco apasionamiento y su implacable poder de voluntad lo hacen ver como el gran caudillo de la cultura. Estaba convencido de que los mexicanos no recuperarían su dignidad sin una profunda cruzada educativa y moral.


*Presidente de El Colegio de México. Doctor en Historia, se ha especializado en el estudio de la Revolución Mexicana. Es miembro de la Academia Mexicana de la Historia y del Sistema Nacional de Investigadores (nivel III). Autor de Rudos contra científicos, La Universidad Nacional durante la Revolución Mexicana (COLMEX/UNAM, 1996); La Revolución Mexicana. Crónicas, documentos, planes y testimonios (UNAM, 2003), Cultura y política en el México posrevolucionario (INHERM, 2006) y Biografía de Alfonso Reyes (Planeta DeAgostini, 2003), entre otras obras..

 

Artículos y breves:

• El cartón del mes
• Diario de Concha Lombardo
• La soldadera Herlinda Perry
• Crónica del atentado contra Trotsky
•Inauguración del Museo Nacional de Historia
• La celda de Maximiliano en Querétaro, 1867
• Libros
•El gran educador Gabino Barreda
•Auguste Comte, padre del positivismo
•El torero Armillita Chico
Noviembre, La primera gobernadora en México,1 de noviembre de 1979
El triunfo de Vasconcelos



Cartón del mes

AGUSTÍN SÁNCHEZ GONZÁLEZ. Historiador especializado en caricatura mexicana e investigador en el INBA. Ha publicado una treintena de libros; el más reciente es José Guadalupe Posada. Fantasías, calaveras y vida cotidiana (España, 2014).

Iztapalapa
Durante la época del esplendor mexica, Iztapalapa era un asentamiento cuyos habitantes, gobernados por Cuitláhuac, proveían de frutos y legumbres a la gran Tenochtitlan, urbe con la que se unían por vía terrestre merced a la espléndida calzada que en 1429 proyectara Itzcóatl, cuarto señor de los aztecas, y que no dejara de asombrar a las ejércitos españoles cuando iniciaron la conquista de México.

Los Yaquis en el destierro
“Estos bordados que ves no son los de antes, estos los trajeron nuestros abuelos de allá”, dijo Eulogia, una joven señora de Tórim, Río Yaqui, Sonora. Ellos, sus antepasados, sostenían una cruenta y prolongada guerra de defensa por la integridad de su territorio y sus formas de gobierno desde fines del siglo XIX. En la transición de los siglos, el coronel Francisco del Paso y Troncoso consideró que sólo tres medidas podrían establecer el “orden y progreso” en el estado de Sonora, aunque implicaban la de- saparición de los indios: su deportación a tierras lejanas, la guerra de exterminio y la colonización de sus tierras. Todas se llevaron a cabo, pero de la primera hablaremos en este artículo.

La muerte de León Trotsky
Martes, 20 de agosto, 1940. Pasan de las cinco de la tarde. El hombre llega a la casa en Coyoacán y Trotsky lo recibe sin imaginar que va a finiquitar su misión. Inmerso en la lectura de un artículo de quien simula ser su admirador, no se percata de su maniobra para sacar un piolet (el alpinismo vuelto arma mortal) y asestarlo contra su cabeza. Al día siguiente, como consecuencia del atentado, Trotsky paga con la vida su oposición al régimen estalinista. Esta es la historia de cuando el largo brazo del líder de la Unión Soviética llegó a México

Rebelde sin causa
Entre charros, chinas poblanas, prostitutas, padrotes y madres abnegadas, el cine nacional había olvidado a un personaje que durante el sexenio de Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) encontraría su razón de ser y la cura a un nihilismo perdido en el fárrago del melodrama: el cine mexicano descubría a los jóvenes, al rebelde sin causa, al paria descarriado que descendía a los infiernos de la droga, la prostitución y el rock, para salir de ahí arrepentido y aleccionado en busca del redil paterno.que luchaban contra la ocupación militar del país.

¡Hay barbacoa !
La barbacoa de borrego se ha convertido en un platillo especial de sábados y domingos para muchas familias en la ciudad de México. No existe un mercado sobre ruedas que carezca de un puesto de barbacoa para consumir en el almuerzo. Es una costumbre que se ha vuelto casi ritual y donde más se produce es en el Estado de México e Hidalgo.







Inicio Ensayos En la memoria Para asistir Reseñas Ediciones Anteriores Suscríbete Contacto
©2008 Copyright Editorial Raíces S.A. de C.V.