Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

   

Número 84,Agosto

¿ADIÓS A LOS RÍOS?
La inundación de asfalto en la capital

Hernán Cortés decidió levantar la nueva ciudad en el islote que ocupaba la gran Tenochtitlan. Nadie imaginó que, cinco siglos más tarde, aquellos lagos prodigiosos y los abundantes ríos que los alimentaban estarían cubiertos por una costra gris de asfalto perpetuo, suplantando al paisaje que en 1519 maravilló a los españoles por su extrema belleza. De aquellos ríos que por mucho tiempo surcaron los alrededores de la capital de la Nueva España hoy solo queda el nombre asignado a las grandes avenidas que cubren sus trayectos; el agua corre entubada por debajo del asfalto, transportando materiales de desecho y no el líquido cristalino que por su naturaleza debía llevar.

*Pablo Dueñas Escritor, cronista de la cultura popular y especialista en la historia de la ciudad de México. Es autor de La Guadalupana, patroncita de los mexi- canos (2004) y Bolero, historia gráfica y documental (2005). Gerente de la radiodifusora XEB del IMER y miembro de la Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos.


 

Artículos y breves:

• El cartón del mes
• Diario de Concha Lombardo
• El grandioso convento de San Francisco
• El refugio de los Madero
• Libros
• Inauguran el alumbrado público con gas en la ciudad de México
• Martín Carrera
• Garibaldi
•¡A meterle pata!
Agosto
, Es inaugurado el alumbrado público con gas en la ciudad de México
¿ADIÓS A LOS RÍOS?



Cartón del mes

AGUSTÍN SÁNCHEZ GONZÁLEZ. Historiador especializado en caricatura mexicana e investigador en el INBA. Ha publicado una treintena de libros; el más reciente es José Guadalupe Posada. Fan- tasías, calaveras y vida cotidiana (2014)

Don Quijote cruza la mar y llega a América
El escritor y soldado español Miguel de Cervantes Saavedra, autor de la inmortal novela Quijote de la Mancha, tuvo gran interés por el Nuevo Mundo, es decir, por América. Fue el cuarto hijo de Rodrigo de Cervantes –un hidalgo y modesto cirujano– y de Leonor de Cortinas. Recibió el bautismo en la parroquia de Santa María la Mayor, en Alcalá de Henares, el 9 de octubre de 1547, por lo que es muy probable que haya nacido en dicha población.

La guerra como espectáculo
En un hecho insólito, como si se tratara de una justa deportiva, cerca de un millar de espectadores mexicanos vitoreaba, animándolas, a las tropas centralistas que enfrentaron a los federalistas apoyados por texanos en las afueras de Saltillo, Coahuila. Ante el numeroso público, en ese lugar se desvaneció para siempre el efímero proyecto de la República del Río Grande, que había sido apuntalado por el rebelde Antonio Canales

Fiestas populares en la Nueva España
Justas, torneos, escaramuzas, sortijas, enmascaradas, el juego de las cañas y las infaltables corridas de toros eran elementos imprescindibles para la diversión y el esparcimiento en las festividades novohispanas. Contrario a la idea que todavía pervive sobre el Virreinato como una época oscura, los animados juegos eran parte esencial de la vida cotidiana de todos los sectores de la población

Los últimos días de don Porfirio
En 1911 habían transcurrido 44 años desde que, en 1867, el general Porfirio Díaz se enfrentó por última vez a las tropas francesas en México, con motivo de la invasión que aquel país propició para insta- lar el fallido imperio de Maximiliano de Habsburgo. Pero los avatares del destino le tenían dispuesto a Díaz un nuevo y significativo encuentro con soldados de la nación gala, solo que en circunstancias muy distintas a las sucedidas el siglo anterior y como consecuencia de su exilio a razón de la triunfante revolución maderista.






Inicio Ensayos En la memoria Para asistir Reseñas Ediciones Anteriores Suscríbete Tienda Contacto
©2008 Copyright Editorial Raíces S.A. de C.V.